Ciclo de cine COLECTIVO 1936-1939. DOMINGOS

By 26 enero, 2015Actividades

todos los domingos a las 18.30h. Cine Colectivizado y libre en LaOficina

Esta vez visibilizamos el cine que se hizo en tre los a?os 1936 a 1939. Un cine colectivizado de ficci?n m?s que con tintes pol?ticos, con moralejas sociales que trabaja en la direcci?n de la uni?n de los trabajadores (que somos todos).? Un cine diferente que se estren? en Espa?a posterior a la dictadura(ALGUNAS DE ELLAS) y que es necesario ser difundido tanto a nivel hist?rico como a nivel cinematogr?fico.

Sesiones, pel?culas:

ciclo cine colectivo webEL CINE LIBERTARIO (DOCUMENTAL)

Al estallar la guerra civil espa?ola en julio de 1936, el sindicato anarquista CNT socializ? la industria del cine en Espa?a. En Madrid y Barcelona los trabajadores del cine asumieron a trav?s del sindicato los bienes de producci?n y se produjeron numerosas pel?culas. Esto dio lugar a un per?odo ?nico que no se ha vuelto a producir en ninguna otra cinematograf?a mundial. Pese a que el pa?s estaba sumido en una cruenta guerra, entre 1936 y 1938 se rodaron y estrenaron pel?culas de muy variada tem?tica: dramas sociales, comedias musicales, filmes de denuncia, documentales b?licos?. componen un variado mosaico que da lugar a uno de los momentos m?s ins?litos y originales de la cinematograf?a espa?ola. A trav?s de las voces de distintos expertos, as? como del testimonio en primera persona del director de fotograf?a y restaurador espa?ol Juan Marin?, que inici? su carrera en el cine trabajando en estas pel?culas, el documental recorre cada una de las producciones que constituyen un legado excepcional de la cinematograf?a espa?ola. Fue un periodo muy ef?mero durante el cual los guionistas, los directores, los t?cnicos y los actores espa?oles demostraron una de las m?ximas del mundo del espect?culo: pese a los bombardeos, el hambre y el drama de la guerra, el espect?culo deb?a continuar, y continu?.

NOSOTROS SOMOS AS?

Mediometraje musical en el que se mezcla la ficci?n con la propia preparaci?n del rodaje de la pel?cula.

Un grupo de ni?os atraviesa los estudios cinematogr?ficos hasta llegar a un decorado, mezcla de sal?n en una casa burguesa y escenario para ensayos con gradas para los espectadores. Comienza el ensayo en el cual se ir?n representando n?meros de baile (jotas, claqu?), canciones y recitado. El argumento sit?a la acci?n en la casa de uno de los ni?os, hijo de un rico burgu?s, que es el que organiza la fiesta. Los ni?os imponen que las decisiones sobre la calidad de las actuaciones se tomen por votaci?n a mano alzada lo que produce un choque con Alberto, el ni?o rico, quien pretende imponer su criterio por ser el anfitri?n; la discusi?n se agrava y el ni?o rico llega a pegarse con Pepito, abandonando despu?s la reuni?n despreciativamente. La situaci?n se complica; el padre de Alberto es detenido acusado de facilitar datos para los bombardeos del enemigo; el padre de Pepito, responsable del Comit? del barrio, tiene pruebas documentales de la traici?n, estas pruebas har?n que el esp?a sea condenado a muerte. Alberto, que quiere mucho a su padre, intenta entrar en casa de Pepito para robar los documentos comprometedores. Alberto es sorprendido y cuando ya cree todo perdido para su padre, descubre que los dem?s ni?os, a los que ?l ha despreciado, interceden, consiguiendo cambiar la pena de muerte por la de condena a prisi?n, pues el pueblo, que es poderoso, puede ser clemente con su enemigo. Los ni?os celebran por fin su fiesta cantando jubilosos “Nosotros somos as?”.

Caracter?sticas originales: Ficci?n, 35 mm, standard, ByN, sonora

Conservaci?n: F.E. completa.

AURORA DE ESPERANZA:

Melodrama de inspiraci?n anarquista sobre la desesperada situaci?n de la clase obrera y el inicio de la Revoluci?n social.

Juan es un obrero que al volver con su familia de las vacaciones encuentra que la f?brica ha cerrado y despedido a todos los trabajadores. Desde aqu? inicia un largo calvario que le lleva a la desesperaci?n y sumerge en la miseria y el hambre a su familia. Marta, su mujer, intenta tambi?n buscar trabajo pero ?nicamente encuentra un humillante empleo de “maniqu?” para ropa fr?vola en un escaparate, empleo que es rechazado indignadamente por Juan, quien decide separarse de su familia envi?ndola al pueblo, junto a los padres de Marta, donde al menos podr?n comer. Juan sigue buscando trabajo y comienza a juntarse con otros muchos parados, iniciando una progresiva toma de conciencia que le llevar? a encabezar una manifestaci?n y posteriormente una “marcha del hambre” que se dirigir? hacia Madrid. La “marcha” va recorriendo el camino cuando, al pasar junto al pueblo de los padres de Marta, les llega el anuncio de que ha estallado la revoluci?n social. Juan corre a buscar a su familia para anunciarles la aurora de esperanza que inicia el pueblo trabajador.

Caracter?sticas originales: Ficci?n, 35 mm, standard, ByN, sonora

Conservaci?n: F.E. incompleta, 1640 metros

CARNE DE FIERAS

Pablo es un boxeador casado con Aurora, una cantante de variet?s. Un d?a, despu?s de pasear por el Retiro y conocer a un domador de leones y a su bella ayudante, vuelve a su casa y sorprende a Aurora con su amante. Pablo desconsolado va a ver el espect?culo del domador…

“Carne de fieras” es un denominado “film maldito” que comenz? a rodarse el 16 de julio de 1936, pero por causa de la sublevaci?n militar en Espa?a la filmaci?n se interrumpi? durante alg?n tiempo. Producida por Arturo Carballo, el rodaje concluy? en el mismo a?o, en circunstancias adversas, pero la pel?cula no surgi? a la luz hasta 1992, tras una trabajo de reconstrucci?n a cargo de Ferr?n Alberich

NUESTRO CULPABLE

Comedia musical que, en clave de disparate, ironiza sobre las relaciones entre la justicia y la sociedad burguesa.

“El randa”, un simp?tico caco, entra una noche en casa del banquero Urquina para robar algunos objetos que quiere ofrecer como regalo de boda a unos amigos; cuando est? recogiendo el regalo es sorprendido por una joven armada con una pistola, pero “El randa”, con su simpat?a, conseguir? convencerla de sus buenas intenciones y ella le permitir? llevarse unos candelabros y adem?s, de regalo, unos billetes de 100 d?lares: El caco marcha contento, pero m?s contenta queda Greta, la joven de la pistola, que no es la due?a de la casa, sino la amante del banquero, que tambi?n hab?a entrado furtivamente en la casa para levantar dos millones de d?lares, procedentes del ?ltimo negocio de su amante, y que ve en el robo paralelo de “El randa” una espl?ndida coartada para alejar las sospechas que pudieran recaer sobre ella.

En la casa de corrala donde vive “El randa” se celebra la boda pero, cuando el ratero est?, rumboso, sorteando un billete de 100 d?lares entre sus vecinos, aparece la polic?a que, por las huellas dejadas en casa del banquero, lo acusa del robo de los dos millones. El banquero, que teme la reacci?n de su esposa, no ha revelado la existencia de Greta a la polic?a, y as? el caco es encontrado totalmente culpable del robo y encarcelado. El banquero cree a “El randa” c?mplice de Greta y plantea, en combinaci?n con el juez, una ins?lita t?ctica para conseguir que confiese donde est? escondido el dinero: pagar? el mantenimiento, en la c?rcel, el ladr?n como si estuviera en un hotel de lujo. El sorprendente tren de vida que por esta causa lleva “El randa” en la c?rcel, a?adido al prestigio que le proporciona la general creencia de que tiene los dos millones escondidos, hacen confluir sobre ?l a todo tipo de oportunistas, desde estramb?ticos vendedores hasta prostitutas de lujo; por ?ltimo, otros oportunistas m?s peligrosos se fijan en ?l. “El patillas”, un peligroso ladr?n, y sus c?mplices, hu?spedes de la misma c?rcel, deciden obligar a “El randa” a fugarse con ellos para hacerle confesar donde tiene el dinero. La fuga se realiza vali?ndose, precisamente, de la privilegiada situaci?n de “El randa” en la c?rcel, pero ?ste, que vive ahora como no ha vivido nunca y que, adem?s, tiene miedo del “Patillas” y los suyos, consigue esquivarlos y volver a la c?rcel.

La situaci?n se ha prolongado ya muchos meses, el banquero deja de pagar el mantenimiento del preso, pero una misteriosa admiradora le sustituye. Pasa el tiempo y un d?a el juez recibe la visita de Greta, quien, tras h?biles especulaciones en Am?rica, ha conseguido multiplicar el dinero robado y regresa para devolverlo con sus correspondientes interese y de esta manera liberar al falso culpable, del que qued? enamorada en su fugaz encuentro.

El juez se encuentra molesto por que se le derrumba su culpable, pero acepta llamar al banquero para que venga a recoger su dinero y hace acudir a “El randa” al despacho. El banquero y el juez llegan a la conclusi?n de que es mejor mantener la culpabilidad de “El randa” para salvar el prestigio de la justicia y para que no se destape el l?o del banquero, pero mientras tanto “El randa” ha decidido otra cosa y al encontrarse solo en el despacho del juez, coge el malet?n con el dinero que trajo Greta y sale por la ventana. Greta lo recoge en su coche y parten felices.

Caracter?sticas originales: Ficci?n, 35 mm, standard, ByN, sonora

Conservaci?n: F.E. completa

ciclo cine colectivo webNOS VEMOS EN LAOFICINA!!