Presentaci?n del poemario `Depredador?de Virginia Fern?ndez Collado

By 18 febrero, 2015Actividades

El sabado 21 a las 20.30h presentamos nuestro ?ltio poemario “Depredador” de Virginia Fern?ndez Collado

DEPREDADOR

Rese?a de Jos? Esc?nez Carrillo

?C?mo se siente quien, de pronto, se sabe en una celada? Las alas enredadas en una red tupida, absorto en los ojos de tu captor, agradeciendo que te libere, pero temeroso de cu?l habr? de ser el final de una peligrosa y necesaria aventura. ?Qu? emociones transitan la conciencia de quien se siente presa de un Depredador?

presentacion-libro-virginia-f-c-webEste primer libro de Virginia Fern?ndez Collado bien podr?a ser una introspecci?n, un ‘estudio’ personal?simo de las sensaciones de quien sabe que en cualquier tipo de relaci?n siempre hay riesgo de que, tras el ilusionismo de la pasi?n amorosa, haya unos ‘ojos fr?os’ agazapados, dispuestos a extinguir cualquier tipo de certezas. O, quiz?s, la sospecha de que el otro oculta una verdad inquietante. O de que sean los sentimientos los verdaderos depredadores de la confianza y la autoestima.

Depredador es un nombre enga?oso. La est?tica de este libro es de una estirpe neorrom?ntica innegable; altamente inflamable; sustancial y esencialmente femenina. Los s?mbolos acuden al imaginario del lector sin forzar l?mites, suavemente; sin torsiones ni distorsiones que estorben la comprensi?n. Y sin embargo, alcanzan nuevos ecos a trav?s de dicotom?as extremadamente sutiles, paradojas perfectamente solubles en la realidad. El ?rbol blanco, el invierno, las hojas secas, la incertidumbre y el miedo (el bosque que se aleja) se contrapone a las sensaciones urbanas (la ciudad llena de ?rboles de metal); la necesidad de enraizar de un ?rbol de copa nevada, la ausencia de frutos, el tiempo que se descompone como las hojas muertas, la conciencia de ser distinta y de estar sola entre los dem?s ?rboles que componen el bosque: la asunci?n de una cierta frustraci?n vital y amorosa.

Sin ser absolutamente novedoso en temas ni en la expresi?n po?tica, pues su poes?a remite bastante directamente a la obra de Elena Mart?n Vivaldi (poeta granadina que durante la posguerra s? rompi? moldes sociales y literarios), Depredador convierte a Virginia Fern?ndez Collado en una de las voces m?s interesantes de la nueva poes?a almeriense; una de las voces de la que acaso podamos esperar una expresi?n m?s acendrada y consciente de una sensibilidad po?tica que s? est? completamente desarrollada.

Depredador es un poemario interesante: valiente, pero sin temeridad; dulce, pero sin embelecos; espiritual, pero no ext?tico; real, pero no vulgar; equilibrado, pero no inm?vil.

Y, aunque reconozco que no me gustan los poemas sin puntuar, estos se leen muy bien. Solo tienen puntos y final, a modo de ancla, para que los versos no salgan a la deriva, para que la inteligencia y la emoci?n vengan a posarse en ellos.

Jos? Esc?nez Carrillo