Category

Crónica

CRÓNICA ¡DIGO! 2020

 

¿Qué nos ha traído 2020? Una pandemia mundial que ha cambiado todos los paradigmas, de acuerdo. ¿Y además de eso? A cada persona, comunidad, familia, colectivo, organización, le ha traído y quitado diferentes cosas. Será imposible en la introducción de ésta crónica que me dispongo a acometer analizarlo todo.

A LaOficina Producciones Culturales nos arrojó a la cara la realidad de un cambio de modelo y metodología. Asumimos que, por el momento, las actividades presenciales desde un espacio físico fijo eran historia, y que nuestra única oportunidad era el espacio virtual. Vislumbramos, además, que esto representaba una oportunidad de crecer, por mucho que recelásemos de la falacia de que una crisis es una oportunidad. Pero de alguna manera, en esta situación concreta, conseguimos (porque nos vimos avocades a ello) convertir ese revés o ese cambio de escenario en dicha oportunidad.

Como motor de arranque de esta nueva metodología en el espacio virtual, contamos con los recitales poéticos online y el ciclo Gente Que, y nos preguntamos: a partir de aquí… ¿ahora qué? Nos dimos cuenta de que llevábamos demasiado tiempo postergando un área de trabajo muchas veces tocada y nunca manejada hasta el fondo. Así que en verano decidimos meternos de lleno hasta crear nuestro primer ciclo de actividades sobre diversidades de género y afectivo-sexuales. Así, en pocas palabras, es como nace ¡DIGO! en septiembre de 2020.

Empezamos el ciclo por todo lo alto con nuestro padrino y primer invitado, Paco Tomás, con quien charlamos sobre sustrato cultural, referentes y activismo, sin ser nada de eso él (según él, pero si nosotres queremos que sea nuestro referente pues lo es, a su pesar). Aprendimos con Paco que si en la estación de autobuses de Trujillo tú dices que eres queer, probablemente tu reivindicación pasará sin pena ni gloria, pero que otro gallo cantará si lo que dices es: yo lo que soy es un pedazo de maricón (La Prohibida dixit).

 

 

En octubre contamos con la inestimable presencia (virtual) de Alicia Ramos, a quien pudimos felicitar no sólo por su fructífera carrera musical sino también por sus artículos en su columna Ganas de Quemar Cosas, en la revista feminista online Píkara Magazine, y por ganar el 35º premio de novela Benito Pérez Armas con su primera obra El último vándalo (que yo sepa). Con Alicia aprendimos la rotunda sencillez de llevar el activismo puesto, como una piel.
No hacer activismo sino serlo, con la mera existencia. Ser activista porque se existe. Y nos dejó una de las frases doradas para enmarcar que vamos encontrándonos en ¡DIGO!, porque ante el follón montado dentro del feminismo con la cuestión trans/queer, Alicia zanjó el tema, siendo mujer trans, aclarándose feminista y soltando como una losa: “A mí con el feminismo me basta”. El programa de octubre fue, además, en el que estrenamos nueva sección: nuestro Glosario Transmaribollero, deseoses de esclarecer términos y palabrejas que a muches de nuestres espectadorxs les podían resultar ajenos o vagamente conocidos. Es una sección que ha llegado para quedarse, crecer y hacer crecer al ciclo. Alabadas las buenas ideas.

 

 

Noviembre vino con Viruta debajo del brazo. ¿Tienen brazos los meses? ¡Yo qué sé; dejadnos con nuestras metáforas! Desde Marte o alrededores, porque Viruta siempre ha sido muy de extrarradios, nos llegó un alien no-binario cuya carta de presentación fue Normal es un programa de mi lavadora, y con quien descubrimos la ternura en la lucha. Le descubrimos como alienígena, persona, ser especial, luchador(x), mutante, amigue y artistace. Y, aunque era una entrevista dentro de un ciclo de actividades, derramó esa cercanía que te hace pensar que te habla A TI, con confianza, y que puedes contar con él para lo que necesites. Suerte lxs oficinistas de tenerte, queride.

 

 

El año no podía terminar de cualquier forma. Había que acabar con un buen golpe de gong como si se tratase de la final de Pekín Express. Veamos, ¿qué colectivo/organización es capaz de dar la campanada donde quiera que aparece? No hubo muchas dudas al respecto: La Asamblea Transmaricabollo de Sol, a través de su participanta la profesora transfeminista y queer Mónica Redondo, aterrizó en nuestro espacio virtual dispuesta a inundarlo todo de cositas claras y afianzando que los lazos iniciados ya desde el inicio entre LaOficina Producciones Culturales y el 15M (o lo que quede de ello o en lo que se haya convertido) siguen tan en buena salud como desde el primer día. Con Mónica y la ATMB de Sol constatamos que el movimiento transmaribollero/transfeminista, no sólo puede, sino que debe desbordar su supuesto campo de acción en el que el sistema hegemónico cis-hetero-patriarco-colonial ha intentado meter siempre a las disidencias sexo-afectivas.

 

 

Con todo y con eso (o como se dice en Almería, conticoneso), afrontamos 2021 con ilusión, con ganas, sin presupuesto, con mucho trabajo por delante y con unos planes para ¡DIGO!, para LaOficina y para vosotros que de seguro os van a dejar el culo torcido, las patas colgando y las bragas en la mano. Esperamos contar con vuestra ayuda y presencia, sabemos que será así, y seguimos remando juntes.

¡PLACER ANAL CONTRA EL CAPITAL! ¡PLACER CLITORIANO CONTRA EL VATICANO! ¡TRANSMARIBOLLERAS SOMOS CLASE OBRERA! ¡DIGO!